Por la mañana

Me encantaría decir que soy una de esas personas que adoran las mañanas, pero la realidad es que sólo me gustan aquellas que empiezan a partir de las 9h. Pero, cuando se da el caso, y siempre después de un rato de remolonear entre las sábanas, salto de la cama y voy directa a la cocina.

Últimamente he dejado el café un poco de lado y me ha dado por beber agua caliente con limón. Será que cualquier excusa es buena para beber limonada -o para usar mi bonito juego de tetera y tacitas japonesas de Arce-. ¡Ai…! Quién tuviera mañanas como éstas todos los días.

desayuno_domingo copia_small

desayuno_domingo-3-small

photos: alba garcía aguado

Shake on Mondays #9

shake on mondays#9

 

Lunes de los de verdad otra vez. Y cuando digo “de los de verdad” me refiero a los lunes de trabajar. Que después de un mes y medio en casa hoy me toca volver al trabajo. Así que hoy más que nunca necesito un poco de buena música para empezar mejor el día. Aquí va Shake on Mondays #9:

  1. Retrograde, James Blake
  2. It is What it Is, Blood Orange
  3. Golden Skans, Klaxons
  4. Shepherd, Woods
  5. Serpents, Sharon Van Etten
  6. The Trip, Still Corners
  7. Everything in Its Right Place, Radiohead
  8. Eyes Wide Open, Gotye
  9. Separate And Ever Deadly, The Last Shadow Puppets
  10. Bang Bang You’re Dead, Dirty Pretty Things

¡Feliz lunes a vosotros también!

Adiós 2014, fue bonito mientras duró.

Es curioso lo rápido que pasa el tiempo. Llevo un mes de baja, sin poder mover el brazo, y ha pasado volando. Tan rápido que si me preguntáis “¿Qué has hecho durante este mes?”, os diré “Pues mira, no lo sé.”.

Y es que así, en concreto, no he hecho nada.

Bueno. He leído, he visto películas y series, he escuchado del tirón todos los capítulos del podcast Serial, he salido a caminar por Barcelona, he escuchado música tumbada en el sofá y, en general, he hecho todo lo que se puede hacer que no implique movimiento del brazo derecho. Vaya, que he hecho mucho el vago (en el mejor sentido de la palabra, supongo).

También he pensado mucho, claro, porque si algo tiene el estar de baja es que tienes mucho tiempo para pensar. He pensado en el 2014 y todo lo que implicó y me he dicho: ¿Por qué no recordar algunas de las cosas que pasaron el año pasado? Así que aquí va una pequeña lista:

she_shakes_la_madre_de_miren

she_shakes_salmon_receta_metal

  • Viajé a uno de los sitios más bonitos del mundo: Islandia.

01290024v2_small_she_shakes_iceland

  • Terminé mi posgrado de fotografía, en el que hice proyectos como el Barcelona Makers, del que ya os hablé anteriormente, o Mudanza, del que ya os contaré más en algún momento :)

Processed with VSCOcam with c1 preset

Así que, si lo pienso, debo estar contenta por como fue el año. Y ahora sólo queda decir aquello de “que el 2015 sea igual (o mejor) que el 2014″, no? ;)

Estar en casa

Me rompí el brazo hace más de una semana y, desde entonces, he pasado la mayor parte del tiempo en casa.

Estar en casa, qué lujo. Creo que nunca había estado tanto tiempo aquí. Veo manchas en las paredes que antes no había visto, descubro cuál es el camino que hace la luz al recorrer el comedor y disfruto del silencio que deja la ausencia de mis vecinos. Me gusta estar en casa. Así que he decidido hacer un pequeño homenaje a mi pequeño hogar, aunque sea escribiendo las letras una a una con mi mano izquierda y recuperando fotos que hice cuando podía coger la cámara con las dos manos.

01270004_small

01270024_small

Desayunar en la cocina acompañada por Zissou.

01270007_small

01220020_small

Sentarme en el estudio.

01220018_small

Espiar a los vecinos desde la ventana del recibidor.

plants_at_home_small

Buscar en el mapa del comedor y pensar dónde iré cuándo esté curada.

photos: alba garcía aguado

Radar Detector: La Cuina d’en Garriga

Domingo. Después de un sábado noche movido, ¿qué mejor que un buen desayuno para recuperar fuerzas?

Desayunar el domingo pasado en La Cuina d’en Garriga me pareció una gran idea. Había estado en este colmado-restaurente hacía tiempo, un día que quería preparar una buena comida en casa y me pasé por allí para comprar una botella de vermut y algunos quesos. Pero nunca había comido allí.

El sitio es encantador y acogedor. Cuando te sientas en una de sus mesas, rodeado de estanterías llenas de botellas de vino o tazas y sartenes, tienes la sensación de que estás en la cocina de una casa -preciosa- y de que eres el invitado de alguien. La comida es inmejorable y todos los productos, seleccionados siempre con cuidado, son de gran calidad.

Desayunamos, pero ni brunch ni vermút. Aquí, en La Cuina d’en Garriga, lo que se llevan son los Esmorzars de Forquilla (que traducido sería algo así como “desayunos con tenedor”). Unas olivas, un buen pan, un bikini de brie trufado y, por supuesto, una butifarra con mochetas del ganxet, que no podían faltar. Y una copia de vino. Vamos, lo que mi padre llamaría “un desayuno como Dios manda”.

Más allá de los Esmorzars de Forquilla, en La Cuina d’en Garriga tienen cocina abierta todo el día y una selección de productos increíbles para llevarte a casa. Y todo a 1 minuto de Paseo de Gracia, lo que lo hace más insólito e increíble.

Si te apetece un desayuno como los de antes, ya sabes dónde ir :)

LaCuinaDenGarriga-6

LaCuinaDenGarriga-3

LaCuinaDenGarriga-2

LaCuinaDenGarriga-montaje1

LaCuinaDenGarriga-7

photos: alba garcía aguado

Verano en Italia

01260017v2_small_cinqueterre

Italia.

Hacía mucho que no visitaba Italia. Y aunque la había visitado muchas veces, creo que nunca la había vivido como es debido. En mi colección de visitas se encontraban varios viajes de niña, algún que otro crucero en la adolescencia y un viaje de final de curso. Supongo que no era de extrañar que tuviera un recuerdo un tanto borroso de ella.

Este verano volví con unas amigas y pude ver la Italia de verdad y de la que todo el mundo habla. Me enamoré de los pueblecitos en los acantilados, de la costa serpenteante y rocosa, de los platos de pasta, el pescado asado y de nuestro piso con persianas verdes de madera.

01260002_medium

01260003_small

01260021v5_medium

01260013_small

 

photos: alba garcía aguado

 

Shake on Mondays #8

Shake on Mondays #8

Hoy es domingo pero no publicaré esto hasta mañana lunes. Porque esto va de música para animar los lunes. Pero hoy es domingo y yo necesito música para relajarme y despedirme de esta semana tan movida. Así que, amigos, aquí va mi Shake on Mondays #8:

  1. Keaton Henson, To Your Health
  2. The War on Drugs, Red Eyes
  3. Father John Misty, Nancy From Now On
  4. Arctic Monkeys, Dance Little Liar
  5. Dwntwn, Til Tomorrow
  6. Volcano Choir, Island, IS
  7. The xx, Sunset
  8. alt-J, Nara
  9. Rodrigo Amarante, Hourglass
  10. Spoon, Do You

Enjoy :)

Beuvron-en-Auge

Hay sitios tan bonitos que parecen irreales.

En nuestro viaje por la Bretaña Francesa y Normandía nos encontramos con varios, pero el que más me sorprendió fue Beuvron-en-Auge.

Nuestra guía nos recomendaba parar en este pueblecito de no más de 300 habitantes alegando que era uno de los lugares más bellos de Francia. Lo que no sabíamos era que, después de un largo rato recorriendo campos desiertos, llegaríamos a un pueblo que más que un pueblo parecía un decorado. En Beuvron-en-Auge todo, absolutamente todo, es precioso: cada casa, cada tienda, cada silla plantada en medio de la calle.

 

000018

000021

000019

000026

000025

 

photos: alba garcía aguado

Elisabeth Suzann

Supongo que era normal que yo, loca por la simetría y las líneas limpias y rectas, me enamorara de una marca como Elisabeth Suzann. En cuestión de segundos me imaginé llevando el cárdigan marrón de preciosa caída, los pantalones altos y ligeramente anchos o cualquiera de los tops que tienen en su tienda online. Una pena que, como suele pasar, no sea ropa apta para mi bolsillo. Aún así, no dejo de mirar sus fotos y de pensar lo elegante que parecería si pudiera vestir cualquiera de sus prendas.

Aiiiiish (suspiro).

ElisabethSuzann1

ElisabethSuzann2

ElisabethSuzann3

ElisabethSuzann4

 

fotos: Elisabeth Suzann

Islandia: un viaje por carretera

Siempre había querido ir a Islandia. Quizás porque mi padre me hablaba maravillas de aquel viaje que hizo con 23 años al país del hielo, quizás porque cada verano algún amigo mío volvía de allí enamorado de la isla. ¿Quién sabe? Lo que está claro es que era uno de esos viajes que tenía metido en la cabeza. Por eso, cuando hace unos meses nos pusimos a pensar en el viaje de este verano, yo lo tuve claro: Islandia. Da igual lo altas que sean tus expectativas. Después de un viaje por carretera por este precioso país desierto, en el que el paisaje cambia en cada giro que da su única carreta, tus expectativas quedarán más que superadas. Y, si no me creéis, mirad el video que hizo Sr. Woof de nuestro viaje. Le da mil vueltas a cualquier foto que haya podido hacer yo.  

Iceland 2014 – Alba & Sigfrid from Sigfrid on Vimeo.