La Bretaña Francesa y Normandía

Hay algo indescriptiblemente mágico en los viajes por carretera. Es esa sensación que tiene uno al mirar por el retrovisor y ver su casa alejándose, sabiendo que adonde vas todo es nuevo y desconocido, y darse cuenta de lo fácil que es coger el coche y escarparse.

Esa es la sensación que tuve el verano pasado, cuando recorrimos kilómetros de carreteras para ver los paisajes de la Bretaña Francesa y Normandía. Lo que me encontré allí superó con creces mis expectativas.

Os dejo con un pequeño avance de de fotos de algo que será más grande. Todas ellas hechas con mi vieja Pentax.

britany_normandy_sheshakes1

britany_normandy_sheshakes3

britany_normandy_sheshakes6

britany_normandy_sheshakes4

britany_normandy_sheshakes5

britany_normandy_sheshakes6

BretañaNormandía_sheshakes

 photos: alba garcía aguado

25

Vietnam_she_shakes

 

Permítanme un pequeño discurso personal.

El pasado domingo 29 de junio cumplí 25 años y creo que no es poco.

La verdad es que no recuerdo qué pensaba de pequeña sobre cómo sería mi vida a estas alturas. Nunca fui de esas que se pone hitos relacionados con la edad: a los 25 tengo que encontrar al hombre de mi vida, a los 28 tener un buen puesto de trabajo, a los 30 dar la vuelta al mundo. Ni loca. Yo siempre he sido más de ir improvisando, de ir caminando y a ver dónde me lleva esto. No es que no tenga objetivos, pero creo que es absurdo ponerse nervioso por no alcanzar las cosas a una edad que te has marcado tú mismo.

De todos modos, llegado a un número redondo como el 25, no puedo evitar hacer un recuento, una revisión de cómo van las cosas. Y joder, no puedo quejarme. Lo cierto es que la vida te va trayendo las cosas -o te las va quitando- y, como el ritmo no para, tú ni te enteras. No voy a enumerar todo lo bueno que me ha pasado, ni tampoco todo lo difíciles que se han puesto las cosas demasiado a menudo. Esto no va de eso. Esto es sólo una excusa para recordarme a mi misma que debo tener paciencia. Que todo llega si pones tus ganas y tus fuerzas en ello.

Y, claro, esto también es una excusa para dar las gracias. Mejor, las GRACIAS, en mayúsculas. A todos los que, de alguna manera -cerquita, lejos, o a través del móvil o el ordenador-, habéis formado parte de mi primer cuarto de siglo.

Espero que los próximos 25 sean igual de bonitos :)

PD. La foto la hizo Sigfrid hace un par de años, cuando íbamos en un barquito camino de Cham Island, Vietnam.

 

 

Los lookbooks de Frances May

Hay marcas que lo hacen bien. Marcas que convierten sus lookbooks en piezas que no dejarías de mirar. Como Frances May, por ejemplo. ¿No os parecen una preciosidad?

De la 1 a la 4: fotos del lookbook Church & State, por Caesy Oney.

De la 5 a la 8: fotos del lookbok The Rummer House, por Taylor Ahlmark, Michael Andersen y Jack Mahaley.

page-11 cs-page-7 cs-page-4 cs-page-2 rummer-page-4 rummer-page-6-6 rummer-page-8 rummer-page-7

Barcelona Makers

Empecé Barcelona Makers hace cosa de dos meses, a raíz de las clases de reportaje con Íñigo Bujedo Aguirre. Yo quería retratar a artesanos, diseñadores y emprendedores de Barcelona en sus espacios de trabajo. Gente joven con talento. Como el proyecto debía constar solo de 12 fotografías, me centré en 3 casos: Caravan Made, Atuell y About Arianne.

Presenté el proyecto en un librito que yo misma hice, y aunque se supone que ya está acabado, no puedo dejar de pensar en todos los makers de Barcelona a los que me gustaría visitar y fotografiar.

BarcelonaMakers_albagarciaaguado

BarcelonaMakers-small

BarcelonaMakers2-small

BarcelonaMakers3-small

BarcelonaMakers4-small

BarcelonaMakers5-smallb

photos: alba garcía aguado

La historia de mi tocadiscos

Las Navidades pasadas Sr. Woof me regaló un tocadiscos. Un Eurovox 404, uno de esos tocadiscos portátiles de los años 60 en forma de maletín. El típico que la gente sacaba de casa para llevarlo a alguna fiesta en un garaje.

El regalo estaba muy bien envuelto, pero al desenvolverlo e intentar abrir el maletín la parte de arriba se desencajó de la de abajo, salieron unos cables deshilachados y no había rastro de la aguja por ningún lado. Vaya, todo apuntaba a que aquel tocadiscos no iba a hacernos bailar mucho.

Sr. Woof me dijo que la idea era llevarlo a arreglar, y eso hicimos. Lo llevamos a un sitio de Gràcia en el que restauran antigüedades. Nos prometieron que nos dirían algo pronto, pero el tiempo fue pasando y nunca nadie nos dijo nada. Pasaron meses y, aunque de vez en cuando nos acordábamos y volvíamos a reclamar que por favor nos devolvieran el tocadiscos arreglado, el tema fue cayendo en el olvido.

Estas Navidades, bajo el árbol, había un regalo con mi nombre cuya forma me resultaba familiar. Al abrirlo, ¡sorpresa! El Eurobox 404 de las Navidades pasadas estaba ahí, pero esta vez listo para sonar. Sr. Woof lo había rescatado de aquel taller y lo había arreglado él mismo. Corrí a buscar el vinilo de Bob Dylan que había comprado el verano pasado en un mercadillo de la Bretaña Francesa. Y sonó. También sonó Michael Jackson. Nuestra amiga Ikibcn nos había dado Thriller, el disco que ella no dejaba de escuchar de pequeña. Y luego vinieron las nuevas adquisiciones en Londron: Alt-J y Simon & Garfunkel. Ahora en casa hay un tocadiscos que toca viejos éxitos y, aunque de vez en cuando se para, ¡qué bien suena!

tocadiscos she shakes

record player she shakes

fotos: alba garcía aguado

Inspiración: Carly Waito

Carly Waito, la artista detrás de éstas maravillas, tiene que ser de otro planeta. O quizás tenga súper poderes.  ¿Cómo sino se explica que unos cuadros hechos con pintura al óleo parezcan fotografías superrealistas?

///

Carly Waito, the artist behind these beauties, has to be from another planet. Or maybe she just has superpowers. Isn’t that the the only way to explain why these oil paintings look just like photographies?

amethyst-mountain-600p2

dark-crystal-600p

fluorite-mountain-600p1

pyrite-asteroid-600p

Smoky-Quartz-Mountain-600p

watermelon-tourmaline

¡Feliz año nuevo!

normandy

Este ha sido un buen año. Con sus cosas no tan buenas, pero, en general, un gran año lleno de cambios. Espero que este año nuevo esté lleno de cosas buenas para todos. Gracias por seguir leyendo éste blog durante este último año. ¡Feliz año! :)

PD. La foto la hice este verano en Beuvron-En-Auge, un pueblecito precioso de Normandía.

///

This year’s been a good one. With its no-so-good things but, all in all, a great year full of changes. I wish this new year comes full of good things for everyone. Thanks for reading along this past year. ¡Happy new year! :)

PS. I took this picture this last summer, when I was in Beuvron-En-Auge, a lovely town in Normandy.

photo: alba garcía aguado

Vacaciones

cham island vietnam

El año pasado fue Tailandia, Camboya y Vietnam. Este, la Bretaña Francesa y Normandía. Francia por carretera. Hoy por fin empiezan mis vacaciones, así que me despido hasta pronto con esta foto que hice en Cham Island (Vietnam) ahora hace un año. Espero que estas vacaciones me permitan desconectar tanto como lo hice en las pasadas. Y vosotros, ¿hacéis algo?

Ahora sí, por fin: ¡feliz verano!

foto: alba garcía aguado

Mis últimas fotos favoritas

Coger la cámara y disparar. Hacer correr el carrete, medir la luz, tomar el tiempo necesario para conseguir el enfoque perfecto: disfruto cada uno de los gestos que implica disparar en analógico. Aunque el proceso sea más lento que el digital, si al final consigo una foto que me gusta, entonces estoy el doble de satisfecha con el resultado.

Aquí mis últimas fotos favoritas, disparadas con la vieja Pentax.

lemon

barceloneta bikes

sitges

cat

fotos: alba garcía aguado

He vuelto.

she shakes

Estas tres últimas semanas han sido una locura. Aunque en la agencia ha empezado la jornada intensiva, mis tardes se han llenado con trabajo del posgrado en Arte que estoy cursando, con proyectos personales que empiezan a tomar forma, con cafés con amigos, escapadas al cine y cenas de verano. Y sin quererlo van volando los días y yo no paso por aquí. Y sin quererlo ha llegado Julio de golpe y ese viaje a Lisboa que antes parecía tan lejos ya ha pasado. Estuvimos allí este fin de semana, visitando la ciudad y disfrutando de conciertos en el Optimus Alive Festival.

Ahora por fin parece que las cosas se han vuelto a calmar, así que aparezco para decir hola y hasta pronto. Volveré cargada de fotos de calles de Lisboa, de un festival de música, de un pastel de queso y chocolate blanco y, bueno, de quién sabe qué más.

photo: alba garcía aguado