Radar Detector: La Cuina d’en Garriga

Domingo. Después de un sábado noche movido, ¿qué mejor que un buen desayuno para recuperar fuerzas?

Desayunar el domingo pasado en La Cuina d’en Garriga me pareció una gran idea. Había estado en este colmado-restaurente hacía tiempo, un día que quería preparar una buena comida en casa y me pasé por allí para comprar una botella de vermut y algunos quesos. Pero nunca había comido allí.

El sitio es encantador y acogedor. Cuando te sientas en una de sus mesas, rodeado de estanterías llenas de botellas de vino o tazas y sartenes, tienes la sensación de que estás en la cocina de una casa -preciosa- y de que eres el invitado de alguien. La comida es inmejorable y todos los productos, seleccionados siempre con cuidado, son de gran calidad.

Desayunamos, pero ni brunch ni vermút. Aquí, en La Cuina d’en Garriga, lo que se llevan son los Esmorzars de Forquilla (que traducido sería algo así como “desayunos con tenedor”). Unas olivas, un buen pan, un bikini de brie trufado y, por supuesto, una butifarra con mochetas del ganxet, que no podían faltar. Y una copia de vino. Vamos, lo que mi padre llamaría “un desayuno como Dios manda”.

Más allá de los Esmorzars de Forquilla, en La Cuina d’en Garriga tienen cocina abierta todo el día y una selección de productos increíbles para llevarte a casa. Y todo a 1 minuto de Paseo de Gracia, lo que lo hace más insólito e increíble.

Si te apetece un desayuno como los de antes, ya sabes dónde ir :)

LaCuinaDenGarriga-6

LaCuinaDenGarriga-3

LaCuinaDenGarriga-2

LaCuinaDenGarriga-montaje1

LaCuinaDenGarriga-7

photos: alba garcía aguado

Radar Detector: Granja Petit Bo

photo3

Más arriba de Plaça Tetuan, en territorio desconocido para mi, se encuentra la Granja Petit Bo. Este no es uno de esos sitios que haya encontrado por casualidad paseando (para mi el Passeig Sant Joan, calle en la que se encuentra este bonito café, empieza y acaba en Arc de Triomf). No. Este es uno de esos sitios de los que te hablan y, tras ver algunas fotos, no puedes dejar de ir.

Granja Pett Bo barcelonagrana petit bo bcn

Así que este sábado Sr. Woof y yo por fin nos acercamos para comprobar qué tal saben los poached eggs (huevos ¿pochados? ¿pochos? ¡nunca lo sé!) de esta Granja. ¿La nota? Un sobresaliente. Lo mismo que su decoración: madera por todas partes y de muchas clases distintas, detalles bonitos como cajas de fruta en el suelo, una escalera de madera gigante como revistero o unas lámparas que quería robar para llevármelas a casa.

Además, tienen un menú cerrado para brunch, lo cual me pareció muy buena idea. Este menú contiene un plato (poached eggs, pancakes, yogurt con fruta, tostadas…), un zumo recién exprimido y un café o té a elegir. Eso sí, la lástima es que te traigan el café/té al mismo tiempo que el zumo. En mi esquema mental cuadriculado, el café es para después de la comida.

En general, un 10. Ah, el yogurt con fruta… ¡buenísimo!

brunch granja petit bobreakfast granja petit bo barcelona¿Dónde?

all pictures by me.